Las caminatas por la selva, lo mejor del viaje.

Durante estos días en la Amazonia hemos aprovechado para hacer muchas excursiones, el primer día visitamos el Bosque Primario de Misicocha o Cosano, que es una extensión de 46 hectáreas propiedad de La casa del Suizo. Después de un corto paseo en canoa, llegamos al bosque donde hay varias caminatas a elegir, según el tipo de dificultad, y la duración de la misma.

En la selva a veces se hace difícil caminar,  ya que la vegetación a veces es muy espesa, y crea un nivel de humedad muy alto, en el que es difícil hasta respirar, pero los paseos son increíblemente bonitos . Merecen la pena, y mucho!

Caminamos durante un rato a través del bosque hasta que llegamos a Amazoonico, que es una reserva de animales donde se recuperan los animales decomisados por las autoridades ecuatorianas , hasta que se puedan reintroducir otra vez a la vida en la selva.

Lamentablemente solo un tercio de ellos se pueden volver a introducir en su hábitat, otro tercio, se mueren por las malas condiciones en las que los encuentran.  y el otro tercio se tienen que quedar allí en el centro para siempre, porque tienen problemas que son irrecuperables.

La mayoría de los animales que allí llegan, han sido rescatados de situaciones muy lamentables, algunos han sido encontrados en mochilas abandonados, otros vienen de la venta de animales ilegales,  explotación en zoos ilegales  etc.. Algunos quedan tan traumatizados de esas situaciones que como ya os dije es imposible que se vuelvan a recuperar.

Este centro no recibe ninguna ayuda del gobierno ecuatoriano, a pesar de la importante labor que hace.  Se financia únicamente, con el dinero recaudado de las entradas y los donativos de los visitantes. Hay una tienda de artesanías hechas por las comunidades quechuas, que viven en la zona , y el centro les compra a ellos la fruta con la que alimentan a los animales, a cambio de que ellos no los cacen, y también les ceden las ganancias de las artesanías.

Los animales viven en recintos vallados, pero insertados en la misma selva, por lo que están controlados y al mismo tiempo viven en su hábitat. Allí pudimos ver, muchos tipos de aves, como tucanes, papagayos, loros, etc… Las aves son las que más se estresan, sobre todo, si las han intentado domesticar anteriormente, por lo que no está permitido hablarles, aunque ellas lo hagan, pues pueden reaccionar arrancándose las plumas.

También pudimos ver monos capuchinos, tapires, caimanes, leopardo tigrillo, tortugas, además de todo tipo de vida silvestre. Los guías expertos conocedores de la zona, nos daban información detallada sobre las plantas, y los usos medicinales que éstas tenían. También sobre los animales y  los sonidos que se perciben en la selva, que son muchísimos!

Después de nuestra visita a Amazoonico, volvimos a nuestra canoa y durante el viaje de regreso nos pudimos bañar en el río Napo, cosa que agradecimos,  después del calor sofocante en la selva.  El río tiene sus tramos de remanso donde uno puede disfrutar bañándose y otras zonas de rápidos donde hay que tomar precauciones, pero los guías se lo conocen palmo a palmo y te sientes muy seguro en sus manos.

Espero que os hayan gustado las fotos,  como véis no he parado de disparar en todo el viaje, así que ya las iréis viendo! Besos.

Fotos: Luis Méndez y Carmen Camilo

 

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. gemma dice:

    Vaya envidia que me das,,,, no paras !!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hemos tenido una semana de vacaciones ahora por Carnaval! Hay que aprovechar! Un beso Gemma!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s